Aumento de ausentismo de parlamentarios en campaña: otros candidatos piden regulación

Diputados como Gustavo Hasbún y Rojo Edwards lideran las ausencias en la Cámara, en período de elección. Experto recomienda reforma para que bajen sus dietas.

 

El jueves 14 de agosto, en la antesala de Fiestas Patrias, la sala de la Cámara de Diputados sesionó para votar el informe de la comisión investigadora de crisis en la Universidad Arcis. Pero de los 120 parlamentarios, hubo 31 que no contemplaron el debate, pues se ausentaron ese día. Y de los 89 que fueron, sólo 54 estaban cuando fue votado el informe.

Ese fue uno de los días con mayor ausentismo en esa corporación de los últimos dos meses, período en que algunos diputados han dejado de asistir a sesiones, lo que coincide con las campañas parlamentarias.

 Entre quienes acumulan más ausencias en los últimos 60 días -y descontando a los desaforados Rosauro Martínez (RN) y Gaspar Rivas (Ind.)- está el candidato presidencial José Antonio Kast (Ind.), quien decidió dejar de ir al Congreso, a cambio de donar su sueldo a organizaciones.

También resaltan los diputados Rojo Edwards (Ind.) y Gustavo Hasbún (UDI), quienes son candidatos al Senado por La Araucanía, compitiendo entre ellos, y que faltaron a siete de las últimas 21 sesiones. Así, en total, son 14 los diputados que se ausentaron más de cuatro veces en el período analizado, por motivos personales o sin justificación (ver tabla), de los cuales 10 competirán en la elección de noviembre.

 Regular a candidatos

La ley permite que los parlamentarios en ejercicio compitan en elecciones. De hecho, junto con Kast, tres senadores son candidatos presidenciales -Alejandro Guillier (Ind.), Carolina Goic (DC) y Alejandro Navarro (País)- y el tema desató una discusión en el debate presidencial del jueves, cuando Beatriz Sánchez los cuestionó por competir y recibir sueldos a la vez.

¿Se debe regular el rol de los parlamentarios que son candidatos? El presidente de la Fundación Participa, Daniel Ibáñez, analizó las ausencias y observó que estas “se incrementaron, especialmente los jueves, y así se toman el jueves, viernes, el fin de semana y el lunes, presuntamente para hacer campaña”.

 El experto añade que la mayoría de las inasistencias son sin goce de sueldo, “lo que va en la línea de la probidad, pero que afecta la calidad del debate legislativo, porque tampoco están haciendo su trabajo. Cualquier chileno no se podría dar el lujo de faltar a su trabajo, aunque sea sin goce de sueldo, para dedicarse a otra cosa”.

Ibáñez destaca los casos de Kast y de Hasbún. Este último “ya había recibido críticas por sus reiterados viajes a La Araucanía mientras que es diputado por Santiago. Y en varios casos se repite la figura del ausentismo de sesiones sin justificación, especulativamente para hacer campaña”.

 Por todo ello, Ibáñez cree que se debe regular la función de los parlamentarios que están en campaña: “La comisión de Ética de la Cámara se debe hacer cargo, para que existan rebajas de las dietas y así no corran con ventaja frente a otros candidatos, ya que existe el riesgo de que hagan uso del cargo y de los recursos públicos para hacer campaña”.

“Hoy, quienes se ausentan sin justificación tienen una multa del 1% de la dieta, que es cerca de $65 mil, que no es nada. Pero además se debe dar una señal de que el parlamentario no está usando el cargo, con los recursos que tiene de movilización, telefonía y personal, para hacer campaña. Una reforma legal podría permitir que a los parlamentarios que son candidatos se les suspenda del cargo y la dieta, como ocurre con los alcaldes, que renuncian para ir a la reelección”, explica el experto.

Reclamo de aspirantes

Los actuales candidatos jóvenes que buscan ingresar por primera vez al Congreso coinciden con la Fundación Participa. Julio Isamit, postulante a diputado de Chile Vamos por Santiago (distrito 10), concuerda en que “existe un problema con el buen trabajo parlamentario, pues el ausentismo impacta en la discusión de las reformas que se están discutiendo, como la educacional y de pensiones. Pero esto también perjudica a los candidatos desafiantes, porque muchas veces tienen que dejar sus trabajos para hacer campaña y los incumbentes tienen acceso a recursos”.

Isamit plantea que “algunos países han tomado caminos duros, como suspender la labor parlamentaria en los últimos tres meses. Pero aquí al menos podemos avanzar en imputar como gasto electoral algunos puntos del gasto de los parlamentarios, o que se les deje de pagar en los últimos meses, para evitar el riesgo del proselitismo”.

Manuela Veloso, candidata a diputada del Frente Amplio por Las Condes (distrito 11) también dice que “se deben hacer reglas que permitan una igualdad de condiciones en la competencia, y que no haya un exceso de privilegios para los incumbentes, con el fin de promover el dinamismo y que se sanee el sistema político”.

Por ello, también la dirigenta propone que “al igual que en las elecciones de alcaldes, los parlamentarios estén obligados a dejar sus puestos si quieren ir a la reelección, o que al menos se les reduzca al 50% la dieta. De lo contrario, se propende la mantención de los actuales representantes y eso no posibilita que haya un recambio. Por eso, los candidatos del Movimiento Autonomista nos comprometimos a que los cargos no sean capturados y propusimos que se limite la reelección a una por cada cámara. Y sólo con eso, una persona podría estar 24 años en el Congreso”.

Fuente Diario Pulso.

Related News

Los comentarios están cerrados

Todos los derechos reservados. Fundación Participa